5 juegos indie de terror sicológico para este puente

Adrián Ávila
Por | Comentarios | noviembre 1, 2017

Ya es casi una tradición jugar videojuegos de terror durante esas fechas, pero a veces es difícil salir de la gama comercial de entregas debido a la poca promoción que tienen algunas compañías. Conocemos la calidad de los Silent Hill, Evil Within, Resident Evil, Outlast y Fatal Frame, entre otros, sin embargo a veces es bueno revisar las obras independientes que estudios poco famosos tienen para presentarnos. Por eso aquí presentamos 5 juegos indie de terror para este puente que se pueden pasar en un día. Sin spoilers.

 

Corrosion: Cold Winter Waiting

Este es un juego bastante sencillo en su diseño, pero intenso en su jugabilidad. El videojuego comienza introduciéndonos en su contexto a través de una serie de textos donde se relatan los sucesos ocurridos en un sanatorio, al cual debemos acceder, como policía, después de un incidente. Lo curioso de esta obra es que no hay movimiento de cámara, sino que todo es por cuadros fijos, seleccionamos un botón para ver hacia un punto en específico y esto, junto a la ambientación, genera un horror al hacernos sentir vulnerables por la poca capacidad de visión. Un juego de exploración y acertijos que te sacará más de un susto.

Neverending Nightmares

De la historia de este juego no voy a hablar mucho porque requiere descubrirse. Esta una obra en 2-d de exploración en la que literalmente estamos encerrados en una pesadilla de la cual no podemos escapar. Lo curioso de este juego es su narrativa, pues nunca discernimos qué es realidad y qué es sueño, dejando así al jugador ante un enigma más allá de la experiencia de juego.

Distraint

La codicia nos convierte en monstruos. Esta es la lección que Jesse Makkonen nos enseñó en 2015 con este juego de pixel art. Aquí jugamos como un empleado que busca alcanzar una posición económica favorable dentro de la empresa. Para ello deberemos realizar una serie de actos viles que dejarán a más de uno sin hogar ni posibilidades de vida. Todo esto mediante puros trámites burocráticos. La jugabilidad se basa en la exploración y la resolución de acertijos. Su terror recae en la historia y la ambientación que te sumerge en un mundo caliginoso.

Home

Este es otro juego de pixel art que utiliza la ambientación y la historia para generar un sentimiento de lo siniestro. Además de la resolución de acertijos, el juego se caracteriza por comenzar desde el final. Un poco como en Silent Hill 2, estamos ante un personaje destrozado y nuestra misión es descubrir quién es y qué lo llevó a su estado actual. Todo esto a través de un viaje de regreso a casa.

Pony Island

Decir que este juego es de terror ya es mucho. Quizá su interfaz no parezca atractiva, o su concepto resulte extraño, pero sin dudas, esta obra es una de las que mejor utilizan los elementos narrativos para sumergirnos en un juego donde lo cliché, lo conocido y lo amigable, resulta algo completamente aterrador. Casi podría decir que uno se juega el alma en este juego.