Metroid Prime, el juego de aventura en primera persona

César Carmona
Por | Comentarios | agosto 23, 2016

Tras la salida de Metroid Prime: Federation Force y la decepción de muchos de los fanáticos de la saga, es bueno rememorar aquel juego que revolucionó los shooter introduciéndolos en un mundo de aventura en el año 2002: Metroid Prime para Game Cube.

Considerado por otra parte de los fans como el mejor juego de la saga Metroid (y ocasionando peleas con los fans de Super Metroid). Esta entrega cambió la perspectiva de 2D por la de un juego en primera persona, los desarrolladores de Retro Studios, sin embargo, comentaron que no era un First-Person Shooter sino un First-Person Adventure y vaya que estaban en lo cierto. La nueva perspectiva nos permite sumergirnos más en el universo de Samus, además de agregar una mejora en el gameplay al poder utilizar diversos visores que nos ayudarán en la aventura.

La trama de esta aventura (que se halla entre Metroid y Metroid II) nos narra las travesías de nuestra caza recompensas favorita al interceptar una llamada de auxilio de una estación espacial que resulta ser un laboratorio de unos piratas espaciales que tuvieron problemas al experimentar con criaturas del planeta Tallon IV. La heroína encuentra el problema: Parasyte Queen ha caido en uno de los reactores principales causando graves daños a la estación. Al acabar con ella, Samus debe huir antes de que el sistema de autodestrucción se active, pero antes de escapar ve de nueva cuenta a su enemigo Ridley, cuyo hobby favorito (justo como el de Drácula de Castlevania y el de Rugal de King of Fighters) es revivir, dirigiéndose al planeta Tallon IV. Sin pensarlo dos veces, Samus lo persigue para poner fin a sus planes malévolos una vez más.

Metroid Prime - Samus

Pero no todo es tan sencillo, puesto que debe recuperar el armamento que fue dañado en la estación de los piratas y, para ello, la heroína deberá recorrer las vastas regiones de Tallon IV, pasando por las sofocantes Cavernas de Magmoor, las heladas Montañas de Phendrana y las misteriosas Minas de Phazon. Es en estas últimas donde descubre los planes de los piratas, utilizar el Phazon como un arma radioactiva para conquistar la galaxia. Claro está que Samus no va a quedarse de brazos cruzados y se dispone a acabar con sus planes.

Se dirige al templo de los Chozo donde se entera que hay un gran mal sellado en un cráter y para tener acceso a él debe juntar los doce artefactos Chozo. Una vez reunidos los artefactos se abre la entrada al cráter, pero no le es posible entrar de inmediato, pues Ridley llega para acabar con su enemiga. Después de una larga pelea, Samus sale victoriosa una vez más y procede a explorar el misterioso cráter. Las cosas que encuentra ahí son aterradoras, un Phazon rojo aún más radioactivo de lo normal, los Fission Metroids que pueden dividirse como si de mitosis se tratara. Pero lo peor viene en la forma del enorme Metroid Prime.

Metroid Prime - Pelea MetaRidley

Este nuevo enemigo resulta ser vulnerable sólo a ciertas armas durante un corto periodo de tiempo, pero eso no es impedimento para nuestra heroína que pese a las dificultades, logra derrotarlo. Metroid Prime cae entonces a un enorme agujero y aparentemente ha muerto… nada más alejado de la realidad, pues su esencia surge del cadáver y es deber de Samus exterminarla. Durante un momento parece que todo estaba perdido, pues ningún arma de la heroína logra dañar a Metroid Prime hasta que descubre que es vulnerable al mismo Phazon que genera. Samus utiliza eso en su contra y logra destruirlo; aunque en un último movimiento desesperado Metroid Prime logra absorber el Phazon Suit de Samus, aunque sin daños aparentes. La caza recompensas huye entonces del planeta contemplando la destrucción del Phazon en Tallon IV. Pero poco sabía ella que en los restos de Metroid Prime una forma de vida estaba surgiendo…

Pasando ahora al gameplay, nos encontramos ante un inmenso planeta que explorar, nuevas mejoras para la armadura y nuestro confiable Scan Visor que nos ayudará a aprender más sobre las formas de vida de Tallon IV.

Hablando de visores, Metroid Prime cuenta con cuatro tipos de visor que debemos emplear para cumplir con nuestra misión: El Combat Visor, nuestro visor estándar que usaremos el 90% del tiempo; el Scan Visor con el que aprenderemos más sobre nuestros enemigos, además de ser utilizado en una gran cantidad de acertijos; el Thermal Visor que utiliza un sistema de detección de calor corporal y que nos será útil en zonas obscuras; y por último el X-Ray Visor con el que podremos ver la estructura interna de los enemigos y revelar la ubicación de los Fantasmas Chozo.

Metroid Prime - Menu

En cuanto a rayos se refire, se dejó atrás la “personalización” de Super Metroid, pudiendo elegir esta vez que rayo utilizar de entre el Power Beam, el Wave Beam, el Ice Beam y el Plasma Beam. Lo interesante de estos es que ahora podemos hallar los combos de misil y rayo, lo que nos permite, al combinar misiles con el rayo completamente cargado, crear un ataque devastador, aunque el costo de este ataque son 10 misiles (o 5 en el caso del Super Missile). Existen distintos ataque dependiendo del tipo de rayo que usemos: el combo del Charge Beam, lanza un poderoso misil que, además de acabar al instante con muchos enemigos, es indispensable para varios acertijos; el Wavebuster, combo del Wave Beam, que lanza un rayo eléctrico fijándose a todo enemigo con el que se tope acabándolo en segundos, increíblemente útil contra Meta Ridley; el Ice Spreader, combo del Ice Beam, que lanza hielo en un área muy amplia; y el Flamethrower, combo del Plasma Beam, no hay mucho que decir de éste, es un lanzallamas.

Si bien Metroid Prime tiene una estructura más lineal que Super Metroid, no es impedimento para que los jugadores encuentren Sequence Breaks, consiguiendo objetos mucho antes de lo debido siendo los ejemplos más populares el conseguir las Space Jump Boots justo al inicio del juego o conseguir el Plasma Beam muuucho antes del hallazgo “oficial”. Por desgracia, estos atajos son hallados únicamente en la primera versión americana del juego, la que no tiene en la caja el logo “Player’s Choice”, pues fueron arreglados en posteriores ediciones como la europea y la ya mencionada Player’s Choice americana.

Metroid Prime - Final

Los finales múltiples regresan como siempre, sólo que esta vez dependen del porcentaje de ítems que hayamos obtenido: Con 74% o menos tenemos el final normal; obteniendo de 75% a 99% tenemos el final donde podemos apreciar a Samus quitándose el casco al contemplar la destrucción en Tallon IV (lamentablemente esta vez no la vemos sin su armadura); y con 100% tenemos un final post-créditos donde vemos el resurgir de Metroid Prime.

Al igual que Super Metroid, esta es una experiencia maravillosa que debe ser jugada por todos los amantes de los videojuegos. Ciertamente, otra obra maestra.

Detalle curioso: Mediante hackeos, uno puede conseguir un porcentaje de recolección de ítems de 13336%